¡Mírame pero no me toques! No me toques, te digo

El rito de saludar a alguien o despedirse de una persona que te encuentras casualmente en la calle, o en alguna reunión implica que si esa otra persona es del sexo opuesto debes darle un beso en la mejilla y estrechar su mano, incluso si le tienes confianza debes sellar el encuentro con una abrazo.

En cambio —entre hombres—, es diferente, todo se reduce a un apretón de manos y si quieres mucho al amigo que te topaste, las reglas sociales dicen que lo único que está permitido es a) un golpe en el brazo con el puño cerrado o b) un abrazo que también requiere de palmadas sonoras en la espalda (la zona del omóplato está diseñada para recibirlas).

Culturalmente la sociedad mexicana no está acostumbrada a que 2 hombres se demuestren cariño y/o afecto sin el calificativo peyorativo por excelencia: ¡jotos! —Aquí puede  variar según e l gusto personal: puto, gay, marica, puñal, etcétera. Así, el saludo entre dos hombres que —cabe aclarar pueden ser incluso de la misma familia; la discriminación no perdona—, no debe durar más de 5 segundos.

Entonces implica un ejercicio de aguantarse las ganas de tomar a tu mejor amigo, darle una brazo prolongado y sobarle la espalda mientras le dices “te extrañé mucho, ya quería verte”.

No es normal. Lo normal es que te refieras a él con palabras altisonantes y le des un golpe en el brazo o en el pecho con el puño cerrado (porque no puedes pegar con la mano extendida, ni que fueras niña).

Si por la razón que sea un día tu mano toca la mano de alguno de los que están dentro de tu grupo de conocidos, quítala de inmediato,  de ser posible límpiate y asegúrate que decir una comentario como: “no mames güey qué asco, no seas joto, no me agarres la mano”.

Por otra parte, no importa si tu hermano, primo, o amigo tiene un insectoen la cara, o está despeinado incluso si conserva un poco de pelusa de su almohada en una pestaña que lo incomoda, tu deber es jamás tocar su rostro. ¡Nunca, porque eso no es de hombres!

¡No es de hombres demostrarse el afecto! Ni pensar en un beso en la mejilla o en la frente, en señal de aprobación y satisfacción por pasar tiempo de calidad con tu mejor amigo, o de un beso en la mano para mostrar solidaridad cuando tienen un problema. ¡Jamás, así no funciona!

Personalmente estoy acostumbrado al contacto físico con las personas que son importantes en mi vida: mi padre, que besaba mis mejillas y mi frente cuando quería demostrarme su cariño; mi hermano que besa mi mejilla derecha cuando está ebrio y aprieta mi estómago abultado con fuerza para después acariciar mi espalda en señal de aprobación cuando digo un comentario que lo hace sentir bien.

Incluso recuerdo una plática con un tío que fue prolongada y al final de la convivencia me dijo “déjame darte un beso hijo” y yo volteé mi cara para darle la mejilla,  él la besó y me dio un abrazo apretado. Jamás sentí ningún tipo de atracción por él, ni me sentí menos hombre o inseguro de mi sexualidad.

Cuando era niño, solía tomar del cuello con el antebrazo  a mis amigos de la primaria y nunca pensé en tener una relación amorosa con ninguno de ellos. Pero ahora como adulto, con los prejuicios heredados de una sociedad machista que admite comentarios en doble sentido que se tratan de fornicarse entre ellos —hombres todos—; es mucho más difícil darle una muestra de afecto a un ser querido que sea de tu mismo sexo.

Me pregunto qué sería de esta sociedad si hubiera más contacto físico, si los padres de familia abrazaran con más periodicidad a los hijos, si los besaran más seguido, si apretaran sus mejillas u oprimieran sus barbillas. ¿Qué pasaría si pasaran los dedos de la mano entre sus cabellos y les guiñaran el ojo demostrando apoyo y simpatía?

Quizás habría hombres más plenos con un cerebro más sano y sentimientos menos contaminados.

¡Vean el video del final para que vean de lo que les hablo, de que se trata de mera costumbre!

Seth y Ryan de The OC en su primer abrazo como nuevos amigos y después en su abrazo de despedida después de convertirse en hermanos adoptivos y cuando Seth se va a estudiar a una universidad distinta a Ryan.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: