Sin respeto

Por: Guillermo Zuno

Cuando el diseño gráfico no se apega a la utilización normada de la imagen o de los colores señalados en el manual de identidad pertinente, es factible dar un uso incorrecto a los elementos que integran expresa e un elemento abajo analizado, estudiado, preparado y realizado para funcionar acorde a lo antes planteado.

Hace días que adquirí un boleto del “metro” en una de sus taquillas, vi que tenía una presentación alusiva al aniversario quincuagésimo del Cinvestav (Centro de Investigación y Estudios Avanzados del IPN) sucedida en abril de este 2011.

De inmediato noté deficiencias y diferencias, esto porque cinco años antes participé en el proceso de formación y normalización de su Imagen Institucional, por lo tanto sé cómo están compuestos tanto el Imagotipo y el Acrónimo (Imagotipo es la estilización de eslabones de cadena entrelazadas y el acrónimo es el nombre del instituto, formado por parte de las palabras que conforma su denominación).

Bajo este conocimiento, me permito adentrarme en este “viaje” para este análisis. Comprendo la parte en que no haya un color exacto que indica el manual de uso, por lo que manejando los porcentajes de tinta de impresión, se llega a un resultado similar y no preciso para la tonalidad requerida.

Ya más a profundidad, revisé el conjunto de eslabones entrelazados, que dan la idea de unión entre ciencia y tecnología que sustenta la institución. Estos son 10 eslabones, 5 en un círculo exterior y 5 en círculo interior donde sus bordes y aristas deben ser redondos y debe verse la unión entre eslabones en el interior de cada uno.

Primer error, no ha vista de esta unión, hay una capa de tinta cubriendo ese interior la cual no permite esa vista que les platico y segundo error que me fue más visible, uno de los eslabones exteriores que deben estar en una capa inferior a la capa donde están los eslabones interiores, está encima de todo como elemento casi independiente, sobresaliente de todo el Imagotipo.

Estos errores me hacen pensar en una falta de respeto a un manual de identidad, a las reglas de uso, proporción y presentación en diversas aplicaciones, ya sean impresas o electrónicas o alguna otra aplicación no contemplada en su momento, puedan aproximarse a lo indicado en dicho manual, evitando la corrupción de la imagen institucional.

También me hace pensar en los factores humanos que hacen desprestigiar a nuestro gremio. Al personal de Cinvestav, encargado de vigilar el correcto uso de su imagen institucional (no me imagino a la UNAM o al IPN o a la UAM incurriendo en estas faltas), su falta de interés en preservar su calidad institucional representante de ciencia y tecnología en el país y en el mundo.

Por otro lado, el diseñador que aún con buenos deseos e intenciones, no es capaz de observar un manual o a falta de este, al menos ver las características de las aplicaciones de manera gráfica o digital para no cometer estos errores y cuidar la imagen de Cinvestav así como de el Sistema de Transporte Colectivo que no revisa sus impresos.

One Comment

Add yours →

  1. Yo en carne propia he padecido esta “falta de respeto”, pues lo acaban de hacer con un proyecto que despues compartiré por aqui….simplemente todo el trabajo hecho especificamente para el cliente se viene abajo…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: