Simple y sencillamente “El castor”

Por: Tony Llampallas.

“Mi otro yo” es un título revelador,  claro, evidente y que nos arruina por completo el filme, en pocas semanas fue retirada de la cartelera con una publicidad escasa pero muy controversial, la imagen de Mel Gibson acompañado de un castor puede interpretar ideas infantiles y divertidas –algo ampliamente incorrecto – lo importante está ahí, la película no es para niños y tal vez tampoco sea para la sociedad de hoy.

Me comprometí a entenderla, analizar los aspectos técnicos y observar las maravillosas actuaciones de Jennifer Lawrence, Mel Gibson, Jodie Foster, Anton Yelchin, Michelle Ang, Zachary Booth, Riley Thomas Stewart, Michael Rivera, Jeff Corbett, Yosef Herzog, algunos nuevos talentos otros ya conocidos.

Al comenzar la película se percibe un ambiente de reflexión atendido por los sentimientos y acompañados de temas controversiales que se suscitan en la realidad y es que la historia involucra e invade nuestra atención por completo, cada detalle. Todo lo que puede influir en la cabeza de una familia se muestra en esta cinta.

El título original  The Beaver es la fórmula de no darnos a conocer la trama – tan sencillo como eso –, ver a Gibson interpretar el papel del hombre decaído, triste, acabado, fracasado e incitado a una depresión que lo lleva al extremo puede resultar una de sus actuaciones más importantes para su trayectoria.

¿Cuándo deja de importarte tu familia, el trabajo, tu vida? En el momento que dejas de importarte, cuando crees no tener nada y todo está enfrente de ti, alguien alguna vez me dijo: Tú puedes ponerte la venda en los ojos el momento que quieras, para darte cuenta que estás en un error y tú mismo te la quitarás el día que decidas importarte –tal vez en otras palabras, pero así lo entendí –.

Básicamente el tema central puede ser las enfermedades mentales que son consecuencia de la insatisfacción, algo que no te hace feliz, el hombre lo tiene todo pero él no quiere tener nada. El refugio es la creación de algo que no existe pero que tú mismo engendras y surge de tu inconsciente, aquello que te saca adelante.

Eso es el argumento, sacar aquello instintivo que necesitas expresar pero que algo te detiene a hacerlo, lo que pasa en nuestra vida, no decir la verdad, crear cosas a partir de necesidades. El castor que todos queremos tener puede resultar nuestro más grande peligro porque todo aquello que vas guardando en cualquier momento deseara salir, lo escondido en cualquier momento sale en ocasiones por expresiones no verbales –que puede ser lo menos consecuente– pero cuando son expresadas de forma verbal puede dañar a otros.

Yo, tú o cualquiera puede sentirse enmascarado, The Beaver es el celuloide clave para entender que las máscaras son lo que menos puede ayudarnos a sobrevivir –y mira que te lo dice alguien que aún está dañado–, por ello debemos ver está significativa cinta, con un excelente argumento, actuaciones magistrales, una dirección impulsada por la diva Jodie Foster y el acompañamiento de una gran fotografía.

No soy soy, desde ahora es el castor, porque él vive y siente.

Sinopsis:

Gira en torno a Walter Black (Mel Gibson), quien una vez fue un hombre feliz y triunfador; pero ahora sufre una terrible depresión, que solo puede dejar de lado cuando lleva puesta una marioneta con forma de castor.

Información completa sobre la película da click aquí

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: